jueves, 28 de junio de 2018

¿Qué posibilidades de desarrollo puede tener una persona en una organización ágil?

Desarrollo profesional, el tema que tratamos
en la mesa que fui hoster
Recientemente Israel organizó con Janire un meetup en Madriagil con el título "Diseñando tu organización Ágil". En la descripción podemos leer "En este taller nos gustaría poder experimentar con la idea de diseñar una organización, es decir, tener la posibilidad de decidir sobre cómo se deberían realizar las cosas así como la mejor estructura a conformar. ¿Cómo hacer las contrataciones siguiendo una mentalidad ágil? ¿Qué posibilidades de desarrollo puede tener una persona en una organización ágil?..."

El taller lo hicimos en formato World Café y a mi me tocó ser hoster de la mesa que trató el desarrollo profesional... ¡una suerte! Me sorprende una y otra vez como un World Café bien facilitado hace emerger conocimiento en forma de maremoto, así que en este post quiero exponer los aprendizajes que hicimos.

Una organización ágil comprende que su mayor activo son las personas que trabajan en ella, su conocimiento y su motivación para hacer grandes cosas. Para ello es necesario construir sobre el talento de los empleados, lo que se traduce en que el desarrollo de las personas debe de adaptarse a la evolución de las mismas. La idea que es que el empleado sea quien genere su visión del desarrollo profesional, él es el propietario de la misma, y por tanto una organización ágil lo que hace es apoyar esa visión a lo largo de todo el recorrido.

Recursos humanos ágiles cuidaría activamente de los empleados de la organización, tendrían coaches personales y sistémicos para apoyar y acompañar a los empleados y a los equipos potenciando talentos y objetivos profesionales, proporcionando el entrenamiento activo que necesitan para avanzar sus habilidades técnicas, funcionales, individuales y de equipo. Estos coaches formarían equipo con los Scrum Masters para recopilar información y actuar con o a través de ellos. Eso nos lleva a pensar que el área adecuada de la que podrían formar parte los Scrum Masters podría ser RRHH.

Presentando nuestras conclusiones y aprendizajes
Los empleados nuevos harían un safari en la organización. Recorrerían todas las áreas y proyectos que fueran de su interés. Al final del recorrido una valoración por ambas partes determinaría por dónde empezaría el nuevo empleado.

Cuando un empleado quisiera moverse se convertiría en una "promesa", lo que significa que la organización, que cree en él, le permite explorar otra área, otro proyecto o puesto de trabajo de su interés por un tiempo limitado, un mes por ejemplo. Si resultara que la exploración aportara más valor a ambos, el empleado se incorporaría al nuevo puesto de trabajo, si no fuera así, volvería a donde estaba originalmente.

Para hacer cosas serias necesitamos personas motivadas que se diviertan con lo que hacen, con personas desmotivadas, encorsetadas o estresadas no podemos construir nada relevante. Confiar en las personas y darles poder de decisión al nivel de la información que manejan hace que las propuestas que tratamos en el taller sean posibles, ya que la complejidad que implican se resuelve con la complejidad que resulta de la inteligencia colectiva de una organización ágil.

2 comentarios:

  1. Pero esto me lleva a que una organización orientada al desarrollo ágil, suele ser mucho más plana. Menos jerarquía -> menos posiciones-medalla. Y me he encontrado con el problema de muchos que quieren esa posición-medalla y menos para dar. O incluso, tener que quitar posiciones-medalla y no poder hacerlo por no "fastidiar" los egos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sip, los egos y las disputas por quién se cuelga la medalla van en contra de todo desarrollo ágil, así como bonus, variables e incentivos... un Némesis para un coach ágil!!!

      Un abrazo,

      Alex

      Eliminar