sábado, 27 de febrero de 2016

¿Qué unidad es la mejor para estimar, horas ideales u horas reales?

Harry Potter, 8 horas de lectura ideales, y ¿cuántas reales?
Tiempo ideal es una medida de esfuerzo, mide en tiempo cuanto cuesta construir algo en condiciones mentales óptimas, sin interrupciones y con todos los recursos necesarios disponibles. El tiempo real es medida de tiempo y mide el tiempo real que se ha aplicado a una tarea. Por ejemplo, el esfuerzo para leer un tocho de Harry Potter puede ser entre 8 y 12 horas, pero leerlo seguramente será más de una semana.

Se puede utilizar tiempo ideal como unidad de medida del esfuerzo de las historias de usuario y de las tareas, pero no es recomendable. Imaginemos nuestra tarea que reza "leer el tercer tomo de Harry Potter = 8 horas" colgando en el tablero, entra un jefe o directivo, lo ve, y exclama "bien, ¡mañana el libro está leído!"...

El tiempo ideal es una unidad complicada; 24 horas ideales/40 horas reales es una buena productividad para un profesional, pero a quién no esté familiarizado y no lo comprenda le puede chirriar, no siendo consciente de que en la realidad tenemos reuniones, contestamos mails, llamadas telefónicas, descansos, hay días con el ánimo mejor y otros peor... es por ello que es preferible trabajar con una unidad relativa que no tenga nada que ver con el tiempo, unidad como los puntos de historia.

Actualmente nos está funcionando el siguiente esquema de unidades de estimación, historias en puntos de historia y tareas en horas

Historias de usuario y tareas estimadas en unidades distintas
1. Estimar las historias de usuario en puntos de historia, una unidad relativa arbitraria, obtenida con planning poker. Al final de cada sprint la velocidad será la suma de los puntos de historia entregados en la revisión de sprint. La velocidad media permitirá planificar el siguiente sprint y proyectar las entregas de la pila de producto en rangos de fechas futuras. Resaltar que elementos grandes como epics grandes y temas se pueden estimar de forma relativa en tallas de camisa.

2. La estimación de las tareas de la pila de sprint la haga el equipo en horas ideales y teniendo en cuenta la disponibilidad real de cada uno. De esta manera el equipo siente seguridad para comprometerse con las historias que ha incluido en el sprint. La suma de horas ideales no tiene porqué llenar el tiempo real disponible. Es la velocidad media, en puntos de historia y pila de producto, en lo que se debe de apoyar el equipo para decidir lo que entra en la pila de sprint.

3. En la reunión diaria cada miembro del equipo reestime en horas "reales" (entiendo como estas horas ideales inmersas en la realidad) sus tareas con el objetivo de marcar en el burndown las horas pendientes y así poder detectar desviaciones. Recordemos que en agilidad lo que determina el grado de avance del proyecto/producto no es midiendo el trabajo realizado, sino el pendiente de realizar.

Puede sorprender que se mezclen unidades, pero cada una tiene su función y no tienen porqué cuadrar:
Venimos de una cultura de estimación/imputación de horas donde nos convencemos que los números representan la realidad y que han de cuadrar, cuando de lo que se trata, como vemos en este esquema, es de dotar el equipo de herramientas para que se planifique y se gestione mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario