lunes, 24 de agosto de 2015

¿Sprint -1?

La mayor parte de mi trabajo consiste en ejercer de Agile Coach y acompañar a empresas en su camino hacia la agilidad. Las empresas que acompaño hasta el momento son de ámbito español, y todas ellas tienen en común que la mayoría de personas y equipos de TI son subcontratados para un proyecto a empresas especializadas que conocemos como consultoras de TI. No siempre la empresa cliente hace una fase previa de incepción ágil para poner contexto al proyecto y personas y obtener una pila de producto inicial. Recientemente se incorporó un nuevo equipo al que acompaño en su trayectoria en Scrum, es un equipo con experiencia en agilidad y que me ha sorprendido con un tablero para la "Iteración previa (-1)" o "Sprint -1" con el que intenta suplir la carencia de una fase de incepción prévia.

El objetivo de este sprint es aterrizar en casa del cliente, conocer el entorno físico en que estará el equipo y en especial conocer la visión del producto e identificar y abrir canales de comunicación con los interesados.

Tablero Sprint -1 o iteración previa
gracias Alberto :-)
En el tablero se pueden identificar 5 zonas:
  1. En base al documento de requisitos (DDR o DRU), sin haber tenido aún conversación con el usuario de negocio, y como resultado de un User Story Mapping previo se identifican temas o características (papeles blancos) y se hace un ejercicio de desglose en epics (post-its verdes) y de planificación de release (post-its amarillos). Esto sin duda prepara al equipo para hablar el mismo idioma que la gente de negocio.
  2. Pila de riesgos identificados: cuando se aterriza en casa de un cliente nuevo cualquier duda es un riesgo que ha de tener su gestión, mitigación o resolución. Esta pila disminuirá rápidamente en cuanto el equipo conozca al cliente, y una vez aterrizados, aparecerán nuevos riesgos que se añadirán a la pila. Recordemos que Scrum trae todos los riesgos al principio del proyecto y mostrarlos para gestionarlos desde el momento cero es una excelente idea, casi una necesidad.
  3. Zona para identificar a todos los interesados en el proyecto. Esta zona a su vez está dividida en cuatro: usuarios de negocio, equipo técnico, propietarios y externos. Por cada interesado hay un post-it, resulta muy elocuente el post-it de color verde que representa al Propietario del Producto, figura central desde el punto de vista del equipo.
  4. La hoja de ruta el la que se identifican, sin precisar fechas pero si por semanas y meses, con las etapas del proyecto, dando así una idea clara de cómo se pretende construir el producto.
  5. Y por supuesto la parte Kanban con su flujo de trabajo para hacer seguimiento diario de las tareas del sprint -1, tareas como: conocer el entorno de desarrollo (framework que es propietario del cliente), hacer el primer User Story Mapping, hacer una simulación para levantar riesgos técnicos y de conocimiento...
Este tablero me parece interesantísimo para ocasiones en que todo sea la primera vez, quizá en el caso de equipos consolidados y con continuidad el sprint -1 no sea necesario pero seguro que también aporta, ya que todo tablero es comunicación pura entre personas. Mi sugerencia sería trasladar la zona 5 a un tablero Kanban propio para los sprints y mantener este tablero como complementario durante todo el proyecto. En él todas las zonas seguirían vivas hasta el final dando una idea muy clara del avance del proyecto a un alto nivel, de como se reducen los riesgos y de como varían quienes interactúan como interesados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario