miércoles, 12 de agosto de 2015

¿Cómo se mide el valor de las historias de usuario?

Con cada sprint aumenta el valor de negocio del producto
La información "valor" representa el valor de negocio que aporta una historia de usuario una vez realizada, es una información más profunda que la razón de la historia misma ya que está íntimamente ligada a la lógica de negocio. ¿Pero qué mide esa información? Podríamos decir, hablando en plata, que representa "cuánto dinero está dispuesto a pagar nuestro cliente por esa funcionalidad". Cuanto más esté dispuesto a pagar, más valor de negocio tiene, por tanto entregar valor significa focalizarnos en resolver los problemas de alguien.

Adicionalmente quiero resaltar que hay historias que no tienen valor de negocio, por ejemplo una página de login, pero sin las cuales no se pueden construir las otras historias que si tienen valor. El valor de negocio es muy importante para priorizar correctamente, maximiza el valor y la satisfacción percibida por el cliente en cada sprint, pero no es lo único, hay dependencias y otros factores que pueden determinar la prioridad, es por ello por lo que valor y prioridad son dos informaciones independientes.

El valor se mide con una escala arbitraria (normalmente valores numéricos) que aporta la historia de usuario o epic al cliente o usuario. Ha de ser una escala con la que el propietario del producto y los usuarios se sientan cómodos, del 1 al 10, del 1 al 100 o del 1 a 1.000.000.

Billetes del Monopoly
Una forma que me parece muy estimulante y divertida es repartir billetes del Monopoly por el valor total del proyecto a cada uno de los usuarios de negocio involucrados, y que estos repartan el dinero en función del valor que le atribuyen a cada historia de usuario. Es un ejercicio que les acerca a la realidad, no les toca directamente el bolsillo pero lo simula muy bien. Finalmente el valor es la suma del los billetes de todos, opcionalmente se puede dividir el resultado por 100 o 1000 para que sea un número más manejable.

Benoît Pointet y Thomas Botton proponen en su artículo "Key Dimensions of User Stories" estimar el valor de la misma manera que el equipo estima el esfuerzo, mediante cartas de planning poker con la serie de Fibonacci. El valor, igual que el esfuerzo, es sumativo y relativo entre historias. La idea es que el Propietario del Producto y los interesados jueguen a planning poker, y de la misma manera que se crea una base de conocimiento en las reuniones del equipo, las reuniones para la estimación de valor crearán una base de conocimiento compartida para usuarios y gente de negocio.

Esta propuesta tiene dos efectos colaterales muy interesantes: trae respeto y comprensión del equipo hacia el Propietario del Producto, y, este último comprenderá más fácilmente porqué el equipo necesita en ocasiones reestimar ciertas historias de usuario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario