miércoles, 15 de febrero de 2017

¿La igualdad de género debería de ser uno de los valores de la agilidad?

Cada vez que doy clases de Scrum o Kanban en el Centro de Novas Tecnoloxías de Galicia, mis alumnos tienen que haber pasado por el módulo de igualdad para poder certificarse, y eso me ha hecho pensar... que tiene mucho sentido.

No, la igualdad de género no debe de figurar entre los valores de la agilidad, debe de formar parte de cualquier cultura y estar muy interiorizada en sus valores. Scrum no puede funcionar sin la igualdad de género. Por desgracia en nuestra realidad empresarial actual, y también en la de la sociedad, las cosas no son siempre así. He visto en alguna compañía que del grupo de directivos la más inteligente es una mujer, y sin embargo su impacto sobre la toma de decisiones es mínimo, en algunos casos no es ni escuchada. Rohini Anand, Chief Diversity Officer de Sodexo, nos dice que:

Todos los indicadores de beneficios, tanto los financieros como los relativos a la permanencia de clientes o percepción de la marca aumentan cuando existe equilibrio de género en la dirección

No solo puede ser más complicada la igualdad en los puestos directivos, sino también en el liderazgo de equipos. Una mujer frente a un equipo de desarrollo o de mantenimiento no siempre lo tiene igual de fácil que un hombre, se juzga todo por el simple hecho de ser una mujer, sin siquiera dar la oportunidad de demostrar su valía o pensar que ha llegado a ese puesto por alguna circunstancia que tener unos atributos femeninos excepcionales, aunque tengo que decir que en mi experiencia su inteligencia emocional hace maravillas.

El "pollino" con el que Vero se ha ganado a su equipo
Estuve hablando hace poco con Vero, una help desk manager y amiga mía ;-) que me explicaba cómo se había ganado a su equipo. Dio cuerda al "pollino", el que vemos en la imagen de la derecha, y lo soltó en la mesa ante todos sus compañeros. La incredulidad inicial y las risas que siguieron crearon y reforzaron un ambiente de team-building que ha llevado a ese equipo a ser uno de los más productivos de la compañía.

Desde mi perspectiva un gran beneficio de la igualdad de género es el reforzamiento de la dimensión humana, dimensión necesaria en agilidad y en todo trabajo creativo y motivante, reforzamiento muy necesario en algunas compañías impregnadas de la seriedad del mando y control.

Acabo el post con una expresión italiana de Leonardo Sciascia que me encanta:

Niente senza gioia
o mejor nuestra versión:
Niente senza una donna

Mis agradecimientos a las coautoras del post, a Vero y a Julia, por sus aportaciones y repaso :-D

2 comentarios:

  1. Me encanta, es sencillamente genial.
    Muchas gracias Alex, por reivindicar el buen desempeño de las mujeres, enormemente agradecida ...
    Sei grande !!!! ;o)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias :-) Ojalá la igualdad de género estuviera ahí desde siempre y no hubiera nadie que se planteara un post así. Mientras tanto a transformar el mundo en un mundo mejor con granitos de arena como este.

      Abrazo :-D

      Eliminar