sábado, 26 de mayo de 2018

¿SAFe y LeSS sirven para escalar el mismo tipo de compañías?

¿SAFe? ¿LeSS? ¿cuál es mi mejor opción? - Cortesía de Pixabay
Por fin llegó el momento en el que he podido asistir a un curso de Certified LeSS Practitioner y sumergirme en LeSS. Asistí al curso de Jurgen De Smet, y gracias a él comprendí la naturaleza y esencia de LeSS, también conocí anécdotas como que LeSS tiene una "e" minúscula como guiño a la "e" minúscula de SAFe :-D

Lo primero que me fascinó fue que LeSS no es un marco, es un entorno de aprendizaje continuo. LeSS es Scrum multiequipo y trata de descubrir cómo aplicar los principios, el propósito, los elementos y la elegancia de Scrum en un contexto a gran escala, y de la forma lo más simple posible.

LeSS => Principios
LeSS nos enseña que no existen mejores prácticas en el desarrollo de productos, solo hay prácticas que son adecuadas dentro de un contexto determinado, y esas hay que descubrirlas. Como en toda adopción de Agilidad hay que cambiar la estructura de la compañía, y LeSS nos enseña que hay que hacerlo desde los principios.

La fase principal es la de convencimiento de la aplicación de principios, una fase que suele superar los 6 meses, y una vez llegado al punto de inflexión la adopción del entorno LeSS consiste en un aprendizaje continuo mediante inspección y adaptación, y haciendo transparente todo aquello que sea necesario para aprender.

LeSS también nos provee de guías y experimentos con dinámicas para aprender sobre la compañía, pero hay que evitar o eliminar aquellas que limitan la mejora continua o simplemente no encajan.

SAFe en cambio si es un marco que incluye todos los valores y principios Lean y Agile, que se define como una base de conocimiento pública revelada on-line de patrones comprobados e integrados para implementar el desarrollo Lean-Agile. Proporciona una guía completa a nivel de portafolios, de gran solución, de programa y de equipo.

Podemos deducir que LeSS pone el foco en los principios, y SAFe, aunque incluya principios de escalado, lo pone en las prácticas. La Agilidad interna, de tribu o equipo de equipos hacia dentro es fácil, los que estamos a ese nivel experimentamos que las prácticas son una excelente solución, pero la Agilidad externa, la organizacional y que afecta a toda la compañía, es difícil, y solo es alcanzable a través de los principios.

Tanto LeSS como SAFe son una solución correcta, no hay mejor o peor, son soluciones para niveles de madurez diferentes. Para acelerar la transformación ágil en gran parte de las compañías tradicionales la mejor opción inicial es SAFe, un marco complejo que provee de proceso y de prácticas prescriptivas que guiarán a la compañía en la transformación. Las transformaciones ágiles de grandes compañías oscilan entre los 10 y 15 años, por tanto SAFe tiene un largo recorrido en estas.

Para empresas abiertas a cambiar su cultura, o aquellas con una cultura cercana a la Agilidad, la mejor opción es LeSS, ya que le dará herramientas desde la simplicidad para su mejora continua ambas dimensiones, las técnica y la organizacional. LeSS realmente tratará de desescalar la compañía para que a través de la simplicidad, que es amiga de aquello que mejor funciona, encuentre su forma ágil y eficiente de operar, y que aporte valor a sus clientes y la sociedad.

Hasta he imaginado que SAFe podría ser el mejor y más completo experimento de LeSS... sigo siendo apóstol incondicional de SAFe, cuando evolucione espero llegar a serlo también de LeSS.
Big Picture completo versión 4.5 => Prácticas
Mis agradecimientos a Jurgen por llevarme más allá de lo que soy, a una de esas personas con las que colisionas y te hace cuestionar muchas cosas y te hace crecer de un solo golpe

2 comentarios:

  1. Buen resumen. Tengo pendiente "bucear" en estos marcos de trabajo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias José, la verdad es que hay que sumergirse bien para comprenderlos, yo he descubierto la verdadera esencia de LeSS yendo al curso.

      Aquí me tienes para cualquier duda, un abrazo,

      Alex

      Eliminar