jueves, 27 de octubre de 2016

¿Cuál podría ser la mascota de Scrum?

La tortuga, una opción como mascota de Scrum
cortesía de Pixabay
Uno de los malentendidos más comunes sobre la agilidad es cuando se confunde agilidad con velocidad. Como coach ágil suelo encontrarme frecuentemente con directivos que así lo creen. Mike Beedle, uno de los firmantes del Manifiesto Ágil que propuso el nombre de agilidad, me confesó que hubiera sido mejor utilizar el término flexibilidad.

Manoel Pimentel menciona que la mascota para Scrum podría ser una tortuga, y lo hace pensando en la fábula de la tortuga y la liebre. Me gustó mucho la idea y quiero compartir los paralelismos que hacen que la tortuga sea una buena candidata a mascota de Scrum. Recordemos la fábula:

"Una liebre y una tortuga se retan a una carrera para ver quién de las dos es más rápida. La liebre parte en cabeza y en poco tiempo coge una gran ventaja sobre la lenta tortuga. Al verse con la victoria en el bolsillo la liebre se entretiene aquí y allá, hasta permite sentarse a descansar a la sombra de un árbol y cae dormida. Cuando despierta la tortuga está a punto de cruzar la meta y pese al esfuerzo de la liebre que trata en vano de retomar la cabeza, la tortuga acaba ganando la carrera."

La moraleja de la historia es que despacio se llega lejos, y aquí está en el origen de refranes presentes en casi todos los idiomas:
  • Anda despacio si quieres llegar lejos
  • No temas ir despacio, solo teme no avanzar
Con Scrum los proyectos no se ejecutan mas rápido, lo que ocurre es que ponemos el foco en lo que importa, en lo que da valor de negocio, y para construir imprime un ritmo sostenido que optimiza el flujo de entrega de historias de usuario, todas ellas construidas con calidad. Si pensamos en la tortuga de la fábula vemos claros paralelismos, tiene el foco puesto en llegar a la meta y un ritmo constante que le permite llegar la primera.

Pensemos en la liebre, ¿no podríamos hacer un paralelismo con la contratación de proyectos tradicional, en los que al igual que la liebre que solo avanza entre sus paradas, los avances se producen irregularmente entre los momentos en los que los equipos ya están rodados y el fin de los proyectos donde se desmonta todo? Quizá, pero la liebre no sería una buena mascota para la gestión predictiva, pero la tortuga si lo es para la gestión ágil. ;-)

No hay comentarios:

Publicar un comentario