lunes, 26 de marzo de 2018

¿Cómo centrar a los participantes para una reunión?

Un cuenco tibetano que con su sonido nos lleva a la meditación
Uno de los problemas que observo una y otra vez en la fase inicial de las transformaciones ágiles es que en las reuniones, especialmente en las de nivel de escalado como PO-Sync y POCLAC, los asistentes vienen corriendo, acelerados y pensando en lo siguiente a la reunión. La convivencia de culturas y de reuniones ágiles y no ágiles crean estrés, una sensación de caos e incertidumbre con la que hay lidiar.

Suelen abrir sus ordenadores durante la reunión para contestar frenéticamente emails o atender otras cuestiones con lo que no estan realmente presentes... Una directiva me pidió ayuda, decidí pedir ayuda a mi compañera María para hacer una microsesión de 5 minutos de Mindfullness acompañada del sonido vibrante de un cuenco tibetano. Es sabido que esta vibración ayuda a reducir la ansiedad y aliviar el estrés, mejora la concentración, equilibra los hemisferios cerebrales, mejora la creatividad, alivia los dolores de cabeza, ayuda a equilibrar el sistema endocrino y equilibra y limpia el aura y los chakras de las personas. :-)

El cuenco que me ha encontrado a mi :-) - Gracias María
Antes de empezar la reunión dejamos el cuenco a la vista sobre la mesa para que todos lo vieran a medida que llegaran a la sala de reuniones; resultó que llamó la atención y preparó a los asistentes para abrir la mente a lo que vino después.


Un fuerte "gong" inició la sesión y todos se sentaron alrededor de la mesa de reuniones. Les invitamos a cerrar portátiles, poner los móviles en silencio y a sentarse de forma cómoda con los pies bien planos sobre el suelo.

Con un golpe suave y recorriendo el borde del tazón con un mazo o baqueta este vibró llevandolos a un estado de meditación. Con voz muy suave, apenas un susurro, guiamos a los asistentes en los diferentes pasos que deben seguir para lograr una relajación completa (técnica de modelado simbólico):
  • Cerrar los ojos.
  • Fijarse en la respiración, ser conscientes de las inspiraciones y expiraciones profundas con el diafragma; la respiración es la puerta de entrada de la meditación.
  • Fijarse en como el aire entra y sale por la nariz, en la diferencia de temperatura.
  • Entrenamiento autógeno, visualizando imágenes relajantes e imaginandonos en un lugar que nos relaje.
  • Dejarnos llevar...
Después de 3 minutos los asistentes estuvieron relajados y centrados, la sesión:
  • Cambia el cerebro de forma positiva.
  • Reduce la actividad de la amígdala (ira, estrés…).
  • Aumenta el funcionamiento de la corteza prefrontal (empatía, toma de decisiones).
  • Incrementa el aporte de oxígeno al cerebro, lo que beneficia también al aprendizaje.
  • No permite que nuestras emociones nos tomen de rehenes.
  • Nos ofrece un cambio de perspectiva en la manera de manejar los conflictos.
La reunión fue más resolutiva y creativa que nunca, a algún directivo se le erizaron los pelos, jajajaja... pero más de uno nos pidió la sesión previa para sus reuniones.

Mis agradecimientos a Patricia por dejarme el cuenco y a María, mi pareja, que me proporcionó material para el post :-*

2 comentarios:

  1. Qué iniciativa más genial!! Es algo sencillo que te transporta y cambia completamente el estado de la reunión. Me apunto este tipo de técnicas, para trabajarlas y usarlas en mis reuniones ;)
    Saludos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Esther,

      Pruebalo, ya verás como centra a los asistentes y te piden más después :-)

      Gracias por escribir, saludos,

      Alex

      Eliminar