sábado, 3 de diciembre de 2016

¿Cómo afecta la música a los miembros de equipos de Scrum mientras estos codifican?

Escuchando música mientras codifica
Cortesía de Pixabay
Si observamos una sala de desarrollo de software veremos que muchos programadores escuchan música mientras codifican. Muchos dicen que escuchan música para no perder la concentración. 

En ambientes de manufactura los empleados nos dicen que escuchando música un trabajo repetitivo cobra vida y se hace más llevadero. En términos biológicos escuchar música hace que liberemos dopamina en el área de recompensas del cerebro.

Amit Sood, físico de medicina integrativa de la Clínica Mayo, nos dice que la mente de las personas tiende a divagar, "y sabemos que una mente que divaga es infeliz, la mayor parte de ese tiempo le estamos dando vueltas a las imperfecciones de la vida", y la música nos ayuda a concentrarnos y a volver al momento presente.

Teresa Lesiuk, profesora asistente en el programa de terapia musical en la Universidad de Miami, se centra en el impacto de la música en el rendimiento en el lugar de trabajo, y en caso de los programadores e informáticos halló que aquellos que escuchan música completan sus tareas más rápidamente y tienen mejores ideas que aquellos que no lo hacen, y que es así porque la música mejora su estado de ánimo.

¿Pero que ocurre con los miembros de los equipos de Scrum? Pensemos que forman parte de equipos muy integrados, conectados de forma "on-line" a través de la autoorganización, motivados y consecuentemente concentrados en sus tareas y de por sí con buen estado de ánimo.

El hemisferio derecho del cerebro, el lado especializado en emociones, sensaciones, sentimientos y habilidades artísticas y musicales, es el que procesa la música. Los trabajos intelectuales de conocimiento y de concentración requieren del hemisferio izquierdo, este maneja la lógica, el pensamiento proporcional, procesamiento de información en series de uno en uno, manejo de información matemática, la planificación, la ejecución y la toma de decisiones entre otros.

Hasta aquí parece buena idea escuchar música mientras se codifica, pero recordemos que los miembros de equipos de Scrum suman mucho más que sus partes y suman también en su ingenio y creatividad, habilidades que ocurren en el hemisferio derecho del cerebro. Como dice Javier Garzás: "Si escuchas música, puedes perder la oportunidad del salto creativo, ya que esta influye en la reducción de la creatividad, y este efecto es acumulativo."

Mi consejo es que no escuchéis música en procesos de concepción y de análisis, los momentos en los que busquéis buenas ideas, y, una vez ya esté decidido como va a ser la codificación será el momento para concentraros sólo en la lógica escuchando música.

Quiero invitaros a leer el post "El porqué de que programar con música hace que seas menos productivo" de Javier Garzás, en él explica un interesante experimento relacionado con este tema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario