jueves, 6 de agosto de 2015

¿Cómo evitar los post-its voladores que se desprenden de los tableros Kanban?

Post-its reforzados con celo sobre un whiteboard
Todos los que trabajamos con tableros físicos hemos sufrido la caída de algún post-it mientras poblamos el mismo en la planificación del sprint, o lo que es peor, en el momento en que hemos acabado el tablero y lo mostramos en todo su esplendor, va y se despega un post-it, y medio fastidiados medio divertidos observamos como cae burlona y suavemente y aterriza en el suelo sin más. Y luego están las caídas que nadie ve y que luego no siempre sabemos de dónde provenía... o cuando alguien ajeno al proyecto pasa cerca y con el movimiento del aire provoca alguna caída y furtivo coloca los post-its caídos rápidamente en dónde mejor le parece...

Tablero de corcho con
post-its reforzados con chinchetas
Convivimos con ello como un mal menor y a alguien se le ocurre el paliativo de hacer una foto de backup cada día antes de fin de jornada, foto que sirve para detectar al día siguiente si ha habido algún incidente en el transcurso de la noche. 

Pronto aparecen soluciones alternativas como por ejemplo utilizar celo para fijar los post-its. El resultado es una mejor fijación, pero eso hace más laborioso moverlos, hay que ir con cuidado para despegar el celo que puede doblarse y autopegarse antes de llegar al destino. Además el pegamento del celo deja rastro en el whiteboard y va deteriorando la calidad del mismo.

Algunos decidimos probar con tableros de corcho y fijar los post-its con chinchetas. Es una solución, pero perdemos el potencial y la flexibilidad de los rotuladores para pintar sobre el tablero. Podemos marcar las líneas con cinta de carretero y para las etiquetas y el gráfico burndown utilizar trozos de papel fijados también con chinchetas, pero la facilidad de uso se ve muy mermada.
Post-its fijados con imanes
Volvemos al whiteboard, esta vez lo buscamos magnético y fijamos los post-its con imanes. Funciona, pero siempre ocurre que hay más post-its que imanes... Además, resulta que los imanes son muy útiles para otras funciones, por ejemplo un imán rojo en un post-it puede indicar que la tarea está bloqueada. Es una solución pero perdemos otras posibilidades que harían que nuestro tablero fuera aún más funcional y ágil.

La mejor solución que hemos encontrado son los post-its super sticky. Hay varios fabricantes, nosotros hemos probado las Notas Post-it® Super Sticky de 3M de máxima adhesión. En la página del producto podemos leer entre otros beneficios:
  • Permanecen pegadas más firmes y por más tiempo
  • El adhesivo súper fuerte hace que permanezcan pegadas de forma aún más segura que las Notas Post-it® originales
  • Las Notas Post-it® Super Sticky son súper fuertes, súper versátiles y súper llamativas
Para ilustrar lo fuerte que fijan hemos probado pegar uno a una superficie de cristal, practicarle un agujero y colgarle una tijera grande. El post-it super sticky ha soportado la tijera sin novedad durante media hora, hasta cuando dimos la prueba como ampliamente superada.
Post-its super sticky pegado en una superficie de cristal
aguantando el peso de una tijera de cocina
Michael Arrighi describe en un artículo su técnica CPT (Correct Post-it Technique) para conseguir una buena fijación. La clave está en como arrancamos el post-it del bloc, hay que hacerlo de lado, nunca de abajo a arriba. 
Como arrancar correctamente los post-its del bloc
Para determinar si los post-its son buenos y si los hemos fijado correctamente simplemente hay que quitar un post-it del tablero y fijarse como queda la parte con el adhesivo, si queda enrollada es que algo no va bien, un buen post-it bien fijado queda perfectamente plano aún quitándolo repetidas veces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario