domingo, 22 de septiembre de 2019

¿Hay alguna actividad que permita sentir como ha de ser un líder al servicio?

Actividad para sentir lo que es un líder al servicio
Una de las transiciones que requieren las transformación ágiles es que los directivos y mandos intermedios transicionen de jefes con mando y control a líderes al servicio del sistema del que están a cargo, en concreto a líderes de sus empleados, las personas que componen el sistema.

Los directivos tradicionales están entrenados para tomar decisiones principalmente en base a informes con números y gráficos. El liderazgo al servicio requiere contar con las personas que realizan el trabajo, requiere desarrollar la inteligencia emocional necesaria para un liderazgo eficaz.

¿Pero cómo hacerlo? Los directivos entienden desde la teoría lo que es el liderazgo al servido, pero usualmente no saben qué hacer. Este post pretende mostrar una actividad que puede ayudar a los directivos a sentir y comprender lo que necesitan para liderar a las personas con las que trabajan. Una vez hayan pasado por la experiencia de sentirse en el lugar de sus empleados pueden utilizar sus fortalezas y aplicarlas a las necesidades de sus empleados y actuar como auténticos lideres al servicio.

Suelo con vasos, en este ejemplo vacíos
La idea es muy sencilla; en una sala colocamos en el suelo una población densa de vasos de plástico, al futuro líder al servicio se le vendan los ojos y uno o varios empleados le guían a través de la maraña de vasos de un extremo al otro de la sala.

Los vasos pueden estar vacíos o llenos de agua, si llevan agua añaden un poco más de emoción a la dinámica, ya que así creamos un peligro real, aunque nimio, de mojarse los zapatos y por ende los pies.

Empleados guiando a su líder
La experiencia del directivo comienza con sentir que depende totalmente de las personas que le guían, se sentirá más o menos seguro en función de qué y como le expliquen; si le explican lo que le rodea, como es la sala, como son los vasos y como están espaciados hará que sienta confianza y seguridad. Aquí hay una primera lección; si queremos personas seguras e implicadas necesitamos explicarles el contexto de negocio y de su trabajo. Los empleados no tienen la visión global de la compañía y el sentirse parte de esta va a depender de la destreza de los lideres de comunicarla.

Como tienen los ojos vendados no les queda otra que confiar en quienes les guían, al principio se sentirán nerviosos pero a medida que avancen por la habitación sentirán que pueden confiar en sus guías. Aquí hay una segunda lección; dales confianza y autoridad a su nivel a tus empleados. Costará al principio, puede ser un cambio contra el que se revelen partes de ti, pero verás que funcionará y te sentirás aliviado y orgulloso de la gente con la que trabajas.

Los líderes sienten las necesidades de los empleados
Y una ultima lección para los líderes es el empatizar con los empleados, el poder sentir lo que sienten ellos en sus interacciones diarias y aprender del famoso refrán "no hagas a los demás lo que no quieres que te hagan a ti".

Una vez cruzada la sala es el momento de preguntarles a los líderes que necesidades han sentido a lo largo de la dinámica. Estas necesidades las recogemos en un rotafolio e invitamos a los líderes a reflexionar sobre si representan las necesidades que tienen nuestros empleados en su día a día:
Taller de la actividad en la AOC 2019
  • Necesidad de confianza
  • Necesidad de acuerdos
  • Reglas claras
  • Cercanía
  • Feedback de logros
  • Forma correcta en como se dan las instrucciones
  • Necesidad de información
  • Necesidad de comunicación
  • Delegación
  • Transparencia y honestidad
Para llevar la actividad a un siguiente nivel se intercambian los roles. Los empleados se tapan los ojos y son los líderes los que tienen que guiarlos en el recorrido de la sala para que no tropiecen con ningún vaso (si son muchos puede hacerse por rondas para que cada empleado pueda experimentarlo). Con esta parte de la actividad lo que se busca es que los líderes sientan, de una manera real, la responsabilidad de liderar a otros de una forma efectiva, comunicándose de manera directa y continua teniendo que ganarse la confianza de las personas a las que lidera.

A su vez esta parte del juego sirve para que los empleados empaticen con sus líderes y sientan en primera persona lo que significa liderar a otros, siendo esta una poderosa herramienta para que puedan comprender mejor muchas de las razones de sus acciones. ¡¡¡Empatia a tope!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario