viernes, 23 de junio de 2017

¿Cómo aumentar la positividad en los equipos?

El mejor equipo del mundo, lo que
quiere todo Scrum Master
Ocurre que a veces, y sobre todo en los momentos de crisis, que se desvanece el propósito del equipo, por ejemplo en caso de equipos quemados donde se ha perdido la razón de ser y puede haberse difuminado el significado profundo de las relaciones entre sus miembros.

Estoy dando los primeros pasos en coaching sistémico con la trayectoria de cursos ORSC (Coaching de Sistemas de Organización y Relaciones) de la mano de una gran coach y trainer, Judy van Zon, donde he aprendido a incrementar la positividad de los equipos mediante la técnica del mito de la relación.

No tardé mucho en probar lo aprendido, me animé y guié a uno de los equipos que acompaño como Scrum Master a través de una trayectoria para dar respuesta a la pregunta: ¿Para qué estamos juntos y hacemos lo que hacemos?

Responder a esta pregunta hace que el equipo recuerde lo que le une y recupere lo que se llama el mito de la relación.

Como guía utilicé una serie de preguntas dirigidas a cada uno de los miembros, formuladas en presencia del equipo al completo, con libertad para contestar aquellas que quisieran:
  • ¿En el primer momento qué te atrajo del equipo?
  • ¿Qué valoraste primero al trabajar con el equipo?
  • ¿Qué recuerdos tienes de los primeros momentos?
  • ¿Qué admiras y valoras de cada uno de tus compañeros?
  • ¿Qué tiene de especial tu equipo?
  • ¿Cuál es la misión de tu equipo?
  • ¿Qué rol tiene tu equipo para el mundo?
  • ¿Qué metáfora, nombre o figura definiría lo mejor de tu equipo?
Las primeras reacciones de los miembros más valientes fueron, entre sonrisas nerviosas y diablescas, "Álex, ¡más vale que esto salga bien!", "Esta la vas a pagar...", jajajaja, me di cuenta que estaba sacando al equipo fuera de su zona de confort, donde ocurren cosas sorprendentes.

Equipos positivos - cortesía de Pixabay
A medida que avanzaba con las preguntas, las sonrisas se iban reforzando y el campo emocional se iba llenando de energía :-)

Al final les pregunté por como habían vivido el ejercicio, y mencionaron cosas como:
  • Está bien haber hablado de cosas que nunca hablamos
  • ¡Qué buen rollo!
  • Gracias Miguel por apoyarme en los momentos difíciles del último sprint
  • Ricardo te agradezco mucho...
El ejercicio puso de manifiesto el afecto por los compañeros y la admiración por los demás e hizo una fuerte labor de team-building. Lo que a mi me llenó hasta la médula fue cuando uno de ellos dijo: "Álex, ¡lo haces muy bien!" :-D

No hay comentarios:

Publicar un comentario