martes, 22 de diciembre de 2015

¿La colaboración con el cliente por encima de la negociación contractual?

Del meetup de Madriagil
Agile Manifesto: Back to Basics
Este tercer valor del Manifiesto Ágil es tan evidente como algunas veces lejano a la realidad en ciertos proyectos de TI.

Un contrato es una formalidad que establece líneas divisorias entre responsabilidades y fija los referentes para cuando las cosas van mal, y como tal no aporta valor alguno al producto. En un proyecto con metodología predictiva, con una sola entrega a final del proyecto y en el que el cliente no ha participado durante el mismo, la negociación contractual suele ser inevitable. Ocurre hacia el final de proyecto, cuando la fecha de entrega aprieta, los equipos del proveedor hacen jornadas maratonianas a base de "tracción sangre" para llegar a mínimos, con el único objetivo de cumplir con el contrato. Cuando lo esperado no concuerda con lo construido, cuando ya es tarde para tomar medidas para reconducir el proyecto, es entonces cuando cliente y proveedor entran en negociación contractual.

En un proyecto ágil el cliente es un miembro más del equipo, está comprometido y se integra y colabora con el proyecto. Hoy en día la informática es algo necesario para toda compañía, está presente en las estrategias empresariales, por tanto lo que realmente necesitan las compañías son partners, no sólo proveedores, partners que construyan, liderados por el cliente, las herramientas que harán funcionar su core-business.

Por la naturaleza de entrega frecuente hay una constante sensación de avance por parte del cliente y del partner, y, especialmente de conducción del rumbo por parte del cliente. La transparencia, la entrega frecuente, sprints que dan los resultados esperados, generan confianza entre ambos, confianza que refuerza aún más la colaboración. Un proyecto ágil pone sobre la mesa los problemas y trae los riesgos al principio de proyecto, por tanto en un momento que permite tomar medidas de reconducción en una fase temprana y dentro de un marco de colaboración. La negociación contractual queda reducida a casos extremos y puntuales.

Para terminar, mencionar que los modelos de contrato de proyecto cerrado no encajan con la agilidad, es objetivo de un contrato ágil es establecer las bases para la colaboración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario